Aunque se heredan genes, nosotros con un estilo de vida sano podemos prevenir el despertarlos. Muchas veces culpamos a la genética o la utilizamos de pretexto, cuando lo que debemos es tener esta información como aliada para prevenir por medio de un estilo de vida.