Considerar la bioindividualidad:

Todos los organismos son diferentes. Lo que puede ser muy bueno para alguien, puede ser dañino para otro. Por esto, no debemos caer en verdades absolutas o generalizar, mucho menos modas.

Ley del intercambio: Esto es reemplazar ingredientes no tan buenos por unos más saludables. Ejemplo: Harina de trigo fortificada por harinas integrales y de otros cereales, azúcar por stevia, miel o panela. Margarina por ghee o mantequilla.

Share on facebook
Facebook